febrero 25, 2022 0 Comentarios

  • En sus alrededores emergen las más apetecidas actividades de la Carretera Austral, tales como la navegación a Capillas de Mármol y el tour Laguna San Rafael. Es por ello por lo que es difícil imaginar un viaje a la Patagonia sin sentir el sabor de Chelenko, nombre dado por el pueblo tehuelche al lago más grande de Chile.

Su nombre en idioma tehuelche es Chelenko, y significa literalmente “aguas tormentosas”. Así le llaman los habitantes de la Patagonia al lago más grande de Chile y el segundo a nivel sudamericano, el lago General Carrera, que es compartido con Argentina y donde se le conoce como lago Buenos Aires. En total posee una superficie de 1.850 kilómetros cuadrados, y este verdadero tesoro natural lacustre ubicado a 4 horas al sur de Coyhaique, en la región de Aysén, hace honor a diario a su nombre en lengua indígena: a menudo el viento levanta enormes olas similares a las del mar, generando un tremendo respeto por quienes lo apreciamos a la distancia o desde una embarcación, aunque en ciertas oportunidades decide apaciguarse, y sus aguas parecen una taza de leche. Ya sea en días de furia o días de calma, el General Carrera nos engaña y encandila a la vez con sus aguas turquesas y gélidas.

La colonización de este rincón de la Carretera Austral se produjo mayoritariamente a principios de los 1900, con gente que fue habitando poco a poco el borde costero de Chelenko. Más adelante, la erupción del volcán Hudson en 1991 puso en peligro todo lo que se había cimentado en esta zona, especialmente en términos de vivienda, sin embargo, los patagones de aquella época lograron enfrentar con hidalguía el desastre natural sin renunciar a la belleza del lago. Así se fue poblando este remoto lugar de Chile hasta convertirse en un importante polo de atracción turística. 

 

PUERTO RIO TRANQUILO, LA PUERTA DE ENTRADA

Hoy, el turista que llega por vez primera debe dirigirse hacia Puerto Río Tranquilo, a 223 kilómetros al sur de Coyhaique y que es considerado como la puerta de entrada al lago. Ubicado en la ribera occidental del General Carrera, este pequeño pueblo de 600 habitantes y tan solo una docena de calles es el punto de inicio para prácticamente todas las excursiones y tours que se hacen en la zona de la Carretera Austral, tales como la navegación a Capillas de Mármol, el tour Laguna San Rafael y la caminata en hielo en Glaciar Exploradores, entre otros tremendos atractivos turísticos. Es un lugar con esencia turística y cuyos servicios están bien implementados gracias a la presencia de agencias de turismo, cabañas, hosterías, hoteles, sitios de camping y restaurantes donde comer rico, casi todo desplegado a lo largo de su calle principal, que es la propia Ruta 7. Ofrece lo necesario para abastecer al viajero antes de continuar el viaje, pues posee una estación de servicio para cargar combustible, con baños públicos y una tienda donde se puede comprar mapas. Eso sí, hay que tomar en cuenta que la localidad no tiene cajero automático y solo cuenta con caja vecina, por lo que es primordial traer efectivo. 

El tour más solicitado aquí es aquel a las Capillas de Mármol, el que tiene una duración de dos horas y que se puede extender en una si se elige la opción de visitar también las Cavernas de Mármol en Puerto Sánchez. Se estima que en un año normal previo a la pandemia zarpaban alrededor de 40 mil personas al año hacia este monumento natural que se ha formado a lo largo de millones de años junto a los acantilados del lago. Cuando nos encontramos en Tranquilo, los guías locales recomiendan realizar la navegación en el General Carrera en horas de la mañana debido a que se encuentra más calmo. Por la tarde, en cambio, hace honor a su nombre Chelenko, “aguas tormentosas”, siendo capaz de sacudir cualquier embarcación. ¡Y eso sí es de temer! 

Chelenko nos invita a acercarnos a sus aguas azules. Nos encanta no solo por la belleza de éstas, sino también por el entorno. Las nubes, el sol, el viento y la lluvia que cada día recibe este lugar le dan un ambiente y un aspecto siempre distinto y sorprendente. Desde una embarcación es posible mirar alrededor y observar bosques y los Andes nevados, entre otras bellezas de la zona. Es por ello por lo que muchos vienen a contemplar o a hacer actividades al aire libre en completa calma, como la pesca con mosca. Abundan las truchas en el lago.


 

UN MICROCLIMA AL ESTE DE LOS ANDES

Cuando salimos hacia el sur por Carretera Austral, nos disponemos a bordear el lago General Carrera hasta alcanzar la localidad de Guadal, tras lo cual enfilamos rumbo a Chile Chico (4.600 habitantes) por la Ruta 265, distante 110 kilómetros hacia el este en la ribera suroriental de Chelenko. Como si nos hubiésemos trasladado a otro punto muy lejano de nuestro país, aquí el paisaje empieza a cambiar radicalmente. Parece que no estamos en Aysén. Quedan atrás los bosques y lo que empezamos a divisar es pampa y pastizal amarillento. No es de extrañar, pues se sabe que Chile Chico cuenta con un microclima, más similar al del centro-norte del país que aquel de la Patagonia, con poca precipitación (aproximadamente 750mm al año) y muchos días de sol al año, lo que le permite ser un buen sitio para cultivar algunos productos típicos de la zona central de Chile, como las cerezas. Dicen que su curioso nombre se debe a que es la única ciudad chilena que quedó ubicada al este de la Cordillera de los Andes.

Desde aquí se realiza el cruce en ferry hacia Puerto Ibáñez, que está ubicado en la ribera norte del lago General Carrera. Hoy cuenta con un mirador sobre el cerro de Las Banderas llamado la Plaza del Viento y una renovada costanera, además de una buena oferta turística en alojamiento y gastronomía para aquellos que quieren trasladarse desde aquí al parque nacional Patagonia, en especial a la reserva nacional Jeinimeni, o para quienes desean cruzar la frontera hacia Argentina.  El lago General Carrera es abundancia en cuanto a actividades, paisajes y sensaciones. Dan ganas de quedarse.

    



Ver artículo completo

EL OTOÑO EN CARRETERA AUSTRAL
EL OTOÑO EN CARRETERA AUSTRAL

mayo 06, 2022 0 Comentarios

  • El término del verano marca una de las mejores estaciones del año para viajar a ruta escénica por excelencia de Chile. Los lagos, glaciares y fiordos representan un mágico contraste con aquellos colores ocres de los árboles a los pies de la cordillera. La experiencia se intensifica, además, gracias a que no hay mucho turista y hay más posibilidades de observar fauna nativa.

    Ver artículo completo
    EL AMANECER EN LOS GÉISERES DEL TATIO
    EL AMANECER EN LOS GÉISERES DEL TATIO

    abril 08, 2022 0 Comentarios

    En un comienzo parece ser un suplicio para aquellos que son -somos- malos para madrugar. El plan es así: despertar en el hotel en San Pedro de Atacama a eso de las 4 de la mañana, para viajar 90 kilómetros (2 horas) en medio de la oscuridad de la noche y el desierto rumbo a uno de los más importantes atractivos turísticos de la región de Antofagasta y, por qué no, del país.

    Ver artículo completo
    DESCUBRIENDO EL SITIO ARQUEOLÓGICO ALDEA DE TULOR
    DESCUBRIENDO EL SITIO ARQUEOLÓGICO ALDEA DE TULOR

    abril 08, 2022 0 Comentarios

    Por unos instantes podríamos pensar que nos encontramos de visita en una aldea en África. En Namibia, tal vez, debido a su semejanza con este paisaje desértico que estamos visitando y donde hallamos unas casitas de barro que tienen una base circular y unos techos cónicos de algarrobo y brea. Estamos en la Aldea de Tulor, uno de los sitios arqueológicos sedentarios más grandes del norte del Chile y que está ubicado al suroeste de San Pedro de Atacama.

    Ver artículo completo

    Suscríbete